fbpx Saltar al contenido
Monouso Blog

5 aspectos que odiamos de los restaurantes

Párate un minuto a pensar… ¿qué es lo que más odias que te pase cuando vas a un restaurante?

Desde Monouso nos hemos parado a hacer esta reflexión y hemos terminado por encontrar los 5 aspectos que todos los comensales odiamos de los restaurantes y que pueden acabar por arruinar cualquier plan. Nosotros los hemos resumido en estos cinco puntos.

1.Las mesas muy pegadas

Es entendible que los restaurantes quieran aprovechar al máximo el espacio que tienen disponible para tratar de abarcar el mayor número de comensales posible. No obstante, esto se convierte en un problema cuando no podemos tener una conversación privada con nuestro acompañante porque el de al lado se está enterando de todo. De igual forma que a nosotros no nos interesa los piropos que una persona le está echando a la otra en una cita a ciegas 😜

Siendo realistas, es una situación muy incómoda para todos porque a nadie le gusta estar comiendo al lado de desconocidos. Pero ese no es el mayor problema, el gran inconveniente aparece cuando tenemos que colocar la silla del bebé, por ejemplo.

Si estás pensando a qué distancia debemos poner las mesas en un restaurante, no te pierdas uno de nuestros artículos anteriores. Es un tema que causa tanta controversia que no hemos podido evitar hablar de ello en un artículo aparte.

2.Mala presentación de los platos

A todos nos gusta disfrutar de platos que estén ricos y que nos aporten nuevos sabores que no tenemos la oportunidad de probar a diario. Sin embargo, hay veces que algunos restaurante nos sirven alimentos deliciosos pero mal presentados que no hay por donde cogerlos, nunca mejor dicho.

Hay momentos en los que la sencillez es la clave del éxito, y este es uno de ellos. Es una pena que un buen menú se vea empañado por una presentación poco adecuada. Los restaurantes deben dedicar el tiempo suficiente a valorar la vajilla, el catering y los envases que utilizarán.

Actualmente una tendencia que está triunfando mucho tanto por calidad como por comodidad y practicidad es apostar por los siguientes elementos:

3.Mala atención de los camareros

Uno de los aspectos que nos hace tachar a un restaurante de nuestra lista de favoritos es un personal desagradable que ofrezca una mala atención a los clientes. Los camareros son el “personal visible” del restaurante y la imagen del negocio, por lo que deben transmitir los valores de la empresa.

De la misma forma, también causa una imagen muy negativa que los camareros desconozcan los ingredientes de los platos o sean incapaces de recomendarnos algún vino porque no los conocen.

4.Poca higiene

Otro de los aspectos más valorados por los clientes es la higiene del restaurante, de la vajilla, de los aseos y de los propios camareros. Es fundamental que los camareros llevan ropa de hostelería siempre limpia y en buen estado para causar una buena impresión.

De igual forma, el estado de los baños ha de ser prácticamente perfecto, por lo que los productos de higiene han de ser estar siempre controlados para que no falte de nada.

5.Esperar

A nadie le gusta esperar, y mucho menos si estamos pagando por un servicio del que esperamos mucho. Y con esto nos referimos a esperar para todo: para sentarnos cuando ya habíamos reservado a una hora determinada, para que nos traigan la carta, para que nos tomen nota y, lo que más odiamos, esperar a los platos.

No queremos que nos haga la digestión entre plato y plato, así que por favor, ¡¡tened esto en cuenta!! Es un motivo de peso para no volver.

¿Tú qué opinas? ¿Qué es lo que más odias de un restaurante? ¡Te leemos en los comentarios!