fbpx

¿Cómo afecta la nueva ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario a la hostelería?

Según una encuesta realizada a en torno a 1.000 profesionales dedicados a la hostelería, un 49,9% de los restos de alimentos preparados acaban en la basura. Un porcentaje que se traduce en unos 734,2 millones de toneladas anuales de residuos. Un 29% se distribuye principalmente para fines sociales, como pueden ser comedores sociales, organizaciones benéficas o similares. Por otra parte, un 18,9% es utilizado por la propia empresa, como comida para sus empleados y un 1,7% se revende mediante diferentes aplicaciones como, por ejemplo, “Too Good To Go”.

A pesar de estos datos, actualmente aún queda un largo camino que recorrer por los dueños de negocios del sector de la hostelería para llevar los números del desperdicio alimentario a mínimos. Por ello, el Congreso ha aprobado un proyecto de ley que espera a ser puesto en marcha.

¿Cómo se regula?

Se hará mediante un proyecto de ley que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2023. Se trata, sin duda alguna, de un proyecto innovador. Es considerada la primera regulación sobre la prevención de pérdidas y del desperdicio alimentario.

Su objetivo principal es la prevención y reducción de las pérdidas y desperdicio de alimentos por parte de todos los agentes de la cadena alimentaria, pero a su vez, también tiene unas finalidades más concretas:

  • Disminuir las pérdidas y el desperdicio alimentario mediante una gestión eficiente de los recursos.
  • Sensibilizar a la sociedad de las medidas para luchar contra el despilfarro alimentario.
  • Fomentar la donación de alimentos garantizando seguridad alimentaria.
  • Promover la distribución de los excedentes alimentarios para fines sociales.
  • Contribuir a la investigación de nuevos recursos para continuar reduciendo el desperdicio alimentario.
  • Ayudar en la medida de lo posible para lograr el objetivo de un consumo responsable de la Agenda 2030.
  • Reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero, entre otros.

¿En qué afecta esta ley a la hostelería?

Este proyecto de ley impondrá al sector de la hostelería varias obligaciones. Por un lado, se debe disponer de un plan para la prevención y desperdicio alimentario y luego también se deberá de llegar a un acuerdo mediante convenios o acuerdos similares para la donación de aquellos excedentes alimentarios a entidades sociales, organizaciones sin ánimo de lucro o banco de alimentos.

Además de estas dos obligaciones de carácter general, los dueños de negocios referentes a la hostelería deberán de cumplir otra norma obligatoria. Esta norma es la de la utilización de envases para que los consumidores puedan llevarse a sus hogares los restos de alimentos que hayan solicitado, pero no hayan acabado de consumir sin costo adicional. Hay que destacar que esta norma no se aplicará en aquellos restaurantes que tengan bufé libre o similar.

Estos envases deben ser aptos para el uso alimentario y deberán ser reutilizables o fácilmente reciclables.

Sin duda son medidas novedosas, que tendremos que esperar hasta inicios del año siguiente para saber si son realmente efectivas.

Autor

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Purpose: Gestionar las solicitudes realizadas a través del sitio web, enviar comunicaciones comerciales y, en su caso, compras en línea.

Rights: Acceso a, Corrección, cancelación, oposición y otros derechos como se explica en la “Información adicional”.

Recipients: Los datos sólo se transmiten a los proveedores que tienen una relación contractual con Monouso.

Legitimation: Consentimiento del interesado.

Responsible: Envalia Group, S.L.

Additional information: You can find additional information on data protection in our privacy policy

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.