fbpx

Conservación del marisco en buen estado: consejos para tu mantenimiento

Conservacion del marisco en buen estado

La conservación del marisco es un tema delicado, pues se trata de un producto perecedero que pierde calidad y frescura en poco tiempo. La principal recomendación pasa por no romper la cadena de frío y, a partir de ahí, consumirlo en uno o dos días tras la compra. Si no va a ser así, lo mejor es congelarlo.

Cómo se debe conservar el marisco en buen estado

Cuando está congelado

Cuando el marisco se compra ultracongelado, el proceso de descongelación debe iniciarse entre 24 y 36 horas antes de consumirlo, y no hacerlo directamente a temperatura ambiente, sino trasladarlo al frigorífico en un primer momento.

Cuando está fresco

Hay algunas especies que no se deben congelar en casa, como por ejemplo los percebes. La mejor fórmula para conservar percebes frescos es taparlos con un paño húmedo. Este marisco puede aguantar más días vivo en la nevera, de cuatro a cinco.

Para conservar langostinos frescos, también hay que  guardarlos en el frigorífico con un paño húmedo sobre ellos hasta el momento de su consumo, que deberá ser en las 24 horas siguientes a su adquisición.

Las cigalas son más delicadas y hay que tratarlas lo menos posible. Nuevamente la conservación en frío es la mejor solución cuando son frescas, utilizando para ello recipientes con agua y mucho hielo.

Cuando está cocido

Ante la pregunta de cómo conservar el marisco cocido en la nevera, lo ideal es usar una cámara refrigerada y tapada con papel vegetal o un paño humedecido con agua salada.

>  Como evitar la alergia guantes de vinilo

Este método es perfecto para la centolla, la nécora o el buey de mar.

Sin embargo, para conservar especies como los percebes debemos tener en cuenta que se consumen calientes, luego no hay que guardarlos cocidos en el frigorífico porque perderían su sabor.

Consecuencias de la mala conservación del marisco

Romper la cadena de frío, no llevar a cabo un buen proceso de cocción o no consumir el marisco fresco pocos días después de su compra van a tener como resultado la ingesta de marisco en mal estado y su consiguiente intoxicación, que presenta síntomas que van desde las náuseas, los vómitos y la diarrea a fuertes dolores de cabeza y desorientación.

Algunas especies deben comprarse vivas: bogavante, langosta, centollo, buey de mar, nécoras, percebes… Y la señal de que están en buen estado es que se mueven y sueltan una especie de “espumilla”.

En el caso de gambas y langostinos, que pueden ser congelados, la señal de su buen estado es que cabeza y patas están bien sujetas al cuerpo, sin desprenderse. Además, si emanan algún olor, ha de ser agradable, a mar.

Este indicador es importante, pues si el marisco desprende un fuerte olor, es muy posible que esté en mal estado. Si ocurre esto, lo mejor es tirarlo para evitar problemas.

Consejos y trucos prácticos para la conservación del marisco

El marisco, fresco y congelado, es un producto muy apreciado en la cocina, pero para que ofrezca su mejor sabor es importante conservarlo bien.

Los crustáceos del tipo buey, centollo o nécoras, una vez estén hervidos y enfriados, deben introducirse en un trapo mojado en el agua de cocción y se envuelven posteriormente en papel film.

>  Historia de las brochetas: lo que nunca te han contado

En crustáceos, como el bogavante, las gambas y langostinos, su conservación es con papel film. La opción de tuppers y al vacío, en envases especialmente preparados para ello es otra alternativa. Con este marisco, lo mejor es cocerlo, pero es cierto que eso limita sus posibilidades en la cocina.

Los moluscos, como mejillones, berberechos, navajas, se conservan vivos y sin cocinar. Han de ir envueltos todos juntos muy apretados con papel film, aunque es preferible una envasadora.

Una buena conservación del marisco permite disfrutar de un producto con mucha intensidad y sabor. Pero para ello es fundamental dotarse de buenos utensilios, como los que ofrecemos en Monouso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Envalia Group, S.L.

Propósito: Gestionar las solicitudes realizadas a través del sitio web, enviar comunicaciones comerciales y, en su caso, compras en línea.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Los datos sólo se transmiten a los proveedores que tienen una relación contractual con Monouso.

Derechos: Acceso a, Corrección, cancelación, oposición y otros derechos como se explica en la “Información adicional”.

Información adicional: Puedes encontrar información adicional y detallada sobre la protección de datos en nuestra política de privacidad