fbpx

Costes fijos de un restaurante: Conócelos, domínalos y redúcelos

Costes fijos de un restaurante: Conócelos, domínalos y redúcelos

Conocer los costes fijos de un restaurante es indispensable para llevar un correcto manejo de tu negocio.

Estos costes contemplan gastos importantes para el restaurante que no pueden dejarse de lado.

Además de los costes fijos de un restaurante, existen otros tipos de costes que también debes conocer como responsable del negocio.

De qué va cada tipo de coste, qué gastos contemplan y qué acciones te ayudarán a reducirlos. Descubre todo esto en este artículo y prepárate para incrementar las ganancias de tu restaurante.

Costes fijos de un restaurante: directos e indirectos

Los costes fijos de un restaurante son aquellos gastos que se deben realizar para que el negocio funcione de manera correcta.

El restaurante siempre tiene que asumir estos costes, sin importar las ganancias que haya recibido o dejado de percibir.

Estos costes fijos de un restaurante se clasifican en costes directos e indirectos.

Indirectos

¿Cuáles son los costes indirectos de un restaurante?

Son aquellos que no están explícitos dentro de la adquisición de los productos necesarios para elaborar cada plato de tu menú.

Entre ellos se encuentran los pagos de impuestos, los gastos administrativos y financieros y los salarios de los encargados y gerentes.

En ocasiones, también se incluye el pago de los servicios como la electricidad, el Internet o el teléfono.

Directos

Son aquellos gastos en los que incurre el restaurante para tener la capacidad de ofrecer sus servicios. En específico, son los que se generan a partir de la compra de productos que necesitas para ofrecer tus productos.

Dentro de los costes fijos directos de un restaurante se contempla la materia prima, el pago de algunos servicios y la mano de obra para elaborar los platos.

¿Todos los costos son fijos?

Aunque existen los costes fijos de un restaurante, no son los únicos costes que se asocian a tu negocio.

Según las ventas que se producen en el negocio, se dividen en costes fijos o variables.

Fijos

Los costes fijos de un restaurante son los que, a pesar del movimiento variable de las ventas, se mantienen en el mismo nivel.

El alquiler del establecimiento, el pago de salarios, la mano de obra, impuestos al ayuntamiento y la formación del personal, son algunos de los costes fijos.

Variables

En cuanto a los costes variables de un restaurante, son aquellos que cambian dependiendo de las ventas que tenga el restaurante, por lo que pueden ser menos o más que la primera vez.

>  Máquina envasadora para bolsas doypack ¿Para qué sirven?

Entre los principales costes variables de un restaurante se encuentra la adquisición de materia prima, el pago de los servicios y de mano de obra extra, necesaria en caso de eventos dentro y fuera del establecimiento.

Costes semifijos y semivariables de un restaurante

En los restaurantes también hay gastos que no se incluyen en la clasificación de fijos o variables, porque forman parte de ambas.

Estos gastos son conocidos como los costes semifijos y semivariables de un restaurante.

Costes semifijos

Los costes semifijos tienen una parte que no varía con respecto al funcionamiento del restaurante. Hablamos de un mínimo que es idependiente de como varíe la actividad.

Servicios como el agua, la energía y el gas son costes semifijos de un restaurante.

Costes semivariables

En este tipo de costes no suelen existir variaciones, a menos que el restaurante exceda el volumen de su funcionamiento.

Un ejemplo de coste semivariable en un restaurante es la contratación de personal extra, fundamental para atender a los clientes cuando el establecimiento tiene todas las mesas llenas y no hay personal de servicio suficiente para su atención.

Este tipo de coste debe tenerse especialmente en cuenta en temporadas vacacionales: verano o fiestas tradicionales.

Costes para el futuro y del pasado

Los costes históricos y estándar son herramientas que permiten tener control sobre las finanzas del restaurante a futuro.

Aunque tengan plazos distintos, el corte histórico se tiene en cuenta para calcular el corte estándar.

Veamos a qué caso corresponde cada uno.

Históricos

Los costes históricos permiten proyectar cómo será el futuro de las finanzas del restaurante, a partir de los costes actuales.

Para realizar las estimaciones de los costes históricos se tienen que considerar los gastos administrativos y financieros, las ganancias y demás información de interés contenida en libros de contabilidad o facturas.

Estándar

Por su parte, los costes estándar de un restaurante son los que están previstos para los siguientes meses, trimestres o semestres.

Para establecer los costes estándar hay que contar con los históricos, para fundamentarse en ellos y que no difieran en gran medida.

¿Cómo reducir costes fijos de un restaurante?

Los costes fijos de un restaurante, a pesar de lo que piensas, pueden reducirse. A continuación, te damos algunos consejos para que sepas cómo controlarlos y reducirlos.

Acota tu menú

La carta de un restaurante no necesita tener varias páginas de platos y bebidas para ser la mejor.

Se aconseja que la carta de tu restaurante contenga una selección de platos que se caractericen por su calidad y originalidad.

Ten en cuenta los platos que son un éxito de ventas en el negocio, los que te ofrezcan mayor rentabilidad y déjalos en tu menú.

Crea y promueve el uso de fichas técnicas

Crea y llena las fichas técnicas de cada plato que forme parte del menú.

>  Cómo hacer una buena cena para amigos

Con el uso de estas fichas técnicas de tus platos podrías disminuir costes fijos de formación, pues todo estará debidamente documentado.

Compra directo

No utilices el servicio de terceras personas para adquirir los productos, alimentos e ingredientes que necesitas para preparar los platos de tu menú.

Compra directo al proveedor. Así evitas el pago de comisiones por el servicio y la gestión de compra por ti.

Cuida a tus proveedores

Ten una relación armónica y de confianza con cada proveedor del restaurante. Debes cuidarlo con la misma intensidad con la que cuidas a tus clientes.

Teniendo una buena relación con ellos, garantizarás la materia prima de calidad que necesita el restaurante, a precios asequibles.

Atiende tu inventario

Lleva un control diario sobre los productos que entran y salen del inventario con el fin de garantizar que siempre tengas la materia prima que necesitas en el restaurante.

En este control se deben manejar las fechas de vencimiento de cada producto y la cantidad que se utiliza por día.

De esa manera, puedes contactar al proveedor cuando realmente lo necesites y no comprar nada que no te haga falta.

Por otra parte, este método es ideal para tener el control en el uso de la materia prima y evitar que esta se desperdicie.

Compárate con tu competencia

Mira cuáles son las ofertas de los negocios de la competencia y destaca en qué te diferencias de ellos. Este punto te servirá para hacer mejoras en el servicio del restaurante.

También es una ventaja a la hora de llegar a acuerdos con los proveedores para comprar la materia prima, enseñando las ofertas de la competencia y obteniendo rebajas que beneficien a ambas partes en los precios.

Haz del marketing digital tu gran aliado

Apuesta por el marketing digital. Es el socio ideal para dar a conocer tu restaurante.

Para ello, piensa en estrategias para publicitar tu restaurante en redes sociales, buscadores de Internet, anuncios en páginas de terceros o a través del email marketing.

¿Y las redes sociales? ¡Por supuesto! Inclúyelas entre tus acciones de Marketing Digital 

Mejora los costes fijos por compra de productos para tu restaurante

Además de tener un buen proveedor para la compra de los alimentos para preparar los alimentos, necesitas uno que disponga de una vajilla que mejore los costes fijos de tu restaurante.

En Monouso, nuestra tienda virtual, encontrarás un proveedor de confianza con productos de calidad y entregas eficientes en pocos días.

En nuestra página tienes a tu disposición la vajilla y los envases alimentarios necesarios con los que servir cada plato del menú, ideados para que los clientes consuman tanto dentro como fuera del establecimiento.

Lo mejor es que cada producto está disponible en tamaños, colores, formas y cantidades que se van a adaptar a tu restaurante.

Visítanos y descubre la variedad de productos que tenemos para tu restaurante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Envalia Group, S.L.

Propósito: Gestionar las solicitudes realizadas a través del sitio web, enviar comunicaciones comerciales y, en su caso, compras en línea.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Los datos sólo se transmiten a los proveedores que tienen una relación contractual con Monouso.

Derechos: Acceso a, Corrección, cancelación, oposición y otros derechos como se explica en la “Información adicional”.

Información adicional: Puedes encontrar información adicional y detallada sobre la protección de datos en nuestra política de privacidad