fbpx Saltar al contenido
Monouso Blog

Diferencia entre haraganes y limpiacristales

Diferencia-entre-haraganes-y-limpiacristales

La limpieza del hogar cuenta con muchos productos y objetos que te pueden ayudar a mantener la higiene de cualquier rincón. Entre ellos vamos a mencionar dos que, aunque tienen funciones diferentes de limpieza, suelen causar confusión. Hablamos de los haraganes y limpiacristales.

Conoce cuáles son los usos de estos dos instrumentos, cuántos tipos de haraganes y limpiacristales existen y cómo utilizarlos de forma correcta para dejar tu casa como nueva.

¿Qué son los limpiacristales?

¿Qué son los limpiacristales?

Los limpiacristales son un invento diseñado con el objetivo de limpiar con facilidad los cristales que tenemos en nuestra vivienda, oficina o cualquier otro lugar.

Fabricados en acero inoxidable o plástico, están formados por un mango unido a un filo de goma para limpiar las ventanas sin rayar el cristal.

El diseño se ajusta a la perfección a todo tipo de cristales y estructuras, ofreciendo la capacidad de limpiar hasta el mínimo detalle en las esquinas de difícil acceso donde otro tipo de implementos o herramientas de limpieza no llegaría.

Como forman parte de los objetos más utilizados para la limpieza del hogar, en la actualidad existen diferentes tipos de aparatos limpiacristales como limpiacristales con imán, limpiacristales eléctricos y limpiacristales automáticos, entre otros.

Los limpiacristales son utilizados por una gran cantidad de personas en casa para higienizar los cristales, pero también existen los limpiacristales profesionales para realizar el aseo en locales, edificios y grandes superficies cubiertas de cristal.

Complementos de los limpiacristales

Para lograr una limpieza completa de las superficies que deseas, los limpiacristales tienen como complementos los conocidos paños para cristales.

Los paños para cristales fabricados con piel son la opción perfecta si vas a limpiar ventanas, ventanales o cristales grandes. Después de terminar de limpiar, no dejan rastros de pelusas ni del secado.

Asimismo, los paños de microfibra son útiles para esta labor de limpieza, pero hay que tener cuidado de no encontrar objetos sólidos para no rayar el cristal mientras se limpia.

En caso de que necesites limpiar ventanas altas y te resulte complicado se venden extensiones telescópicas de distintos tamaños, para que limpies hasta la última esquina de la ventana sin necesidad de subir escaleras.

¿Cómo limpiar con un limpiacristales?

limpiacristales

Antes de comenzar con la limpieza de las ventanas es importante evaluar la suciedad que tienen los cristales. No es el mismo proceso limpiar una ventana sucia con gotas de lluvia secas que manchas causadas por el barro.

Primero debes limpiar las ventanas con agua y jabón para eliminar la suciedad, y continuar con el proceso de limpieza sin que algunas partículas te lo impidan.

El agua y el jabón ayudarán a que la suciedad caiga con facilidad, por lo que no debes esforzarte tanto en eliminarla.

Una vez hecho esto, limpia la ventana con ayuda de un mojador de cristales. Para quitar el resto del agua, pasa la rasqueta del limpiacristales.

¿Qué es un haragán?

El haragán fue un invento del argentino José Fandi, bajo el nombre de secador de pisos. Antes de comenzar a venderlos, los pescadores los utilizaban en Europa para sacar el agua de la cubierta de sus barcos.

Fandi creó el haragán tal y como lo conocemos. Lo fabricó con un palo de madera que tenía una ranura en la parte de abajo en la que introdujo una goma que era de rueda de coche.

Al utilizarlo por primera vez se dio cuenta de que al estar diseñado en dos piezas, la goma se desprendía al moverlo para eliminar el agua.

Por esta razón, lo rediseñó en una sola pieza para que la goma no se saliera y se pudiera limpiar con tranquilidad.

Complementos del haragán

Los haraganes de limpieza se venden por separado, en medidas de 45, 55 o de 75 cm. De igual forma, los venden con un mango incluido para hacer más sencilla la tarea de sacar el agua o con un recogedor de agua.

Los haraganes tienen una estructura ligera fabricada con aluminio, acero inoxidable y plástico. Posee doble lámina de goma para facilitar la limpieza del agua.

haragan

¿Cómo limpiar con un haragán?

Limpiar con un haragán es una de las tareas más sencillas de realizar en el hogar, sin importar si vas a sacar el agua o la vas a recoger.

En caso de que haya basura en el lugar donde está el agua que vas a limpiar, recógela con una pala y una escoba.

Sólo debes empujar el haragán en la dirección en la que quieras dirigir el agua y repetir el procedimiento varias veces para dejar el suelo seco.

Diferencia entre haraganes y limpiacristales

A pesar de que los haraganes y limpiacristales son productos con grandes similitudes, en cuanto a la apariencia, tienen funciones diferentes dentro de la limpieza del hogar.

El haragán funciona para recoger o eliminar agua de cualquier lugar como casas, edificios, barcos, carnicerías o naves industriales, entre otros; y en caso de inundaciones.

En cambio, el limpiacristales funciona para eliminar la suciedad o el agua que tengan las superficies de cristal garantizando la limpieza hasta el último rincón.