fbpx

30 errores en cartas de restaurantes que te impiden vender más

errores-en-la-carta-de-tu-restaurante

Los errores en cartas de restaurantes representan un problema que debes evitar a toda costa si deseas hacer crecer tu negocio. Esto se debe a que un menú mal elaborado tiende a confundir a los clientes e impacta negativamente en su experiencia gastronómica. Además, algunos errores en su diseño evitarán que incrementes tus ventas.

Localizar los puntos débiles de tu carta que impiden que consigas más ventas es primordial para acelerar tu crecimiento.

Por lo tanto, en esta oportunidad te presentamos los 30 errores que debes evitar para elaborar cartas gastronómicas altamente efectivas. De esta manera, mejorarás la calidad de tu servicio desde el momento en que tus comensales se sientan a la mesa. Así que toma papel y lápiz, y acompáñanos en este interesante recorrido. ¡A por ello!

¿Qué encontrarás en este artículo?

Errores en cartas de restaurantes: 30 faltas graves que debes evitar

La carta es un elemento que desempeña un papel importante para garantizar las ganancias de tu negocio hostelero. Es tu tarjeta de presentación de todo lo que ofreces y si no es perfecta, puede ser determinante para que las cosas no funcionen todo lo bien que desearías. Evitar al máximo los errores en su elaboración garantiza que tus clientes se identifiquen con tu propuesta gastronómica. Además, les ayudará a disfrutar la experiencia que vivirán dentro de tu local.

Por ello, seguidamente te enseñamos 30 errores que debes evitar a toda costa para diseñar el mejor menú:

1. Poca coordinación entre el tema y la oferta culinaria

La presentación de la carta y la oferta gastronómica siempre deben coincidir con el tema del restaurante. De lo contrario, tus clientes malinterpretarán la naturaleza del servicio y no alcanzará sus expectativas.

2. Mala presentación de la carta

Al sentarse dentro del local, en lo primero que se fija tu cliente es en la apariencia del menú. Por ello, si el mismo está mal presentado tendrá una imagen negativa que le acompañará toda la velada. El aspecto de la carta debe ser estimulante y atractivo para que los invitados se propongan disfrutar del servicio.

3. Narración extensa de las preparaciones

A veces, demasiada información para describir los platos resulta inconveniente para los visitantes. Por lo tanto, opta por descripciones breves pero comprensibles.

Por ello, realiza primero una pequeña presentación verbal, para luego ofrecer un menú concreto con las especialidades del día. Esto le ayudará a decidir con mayor facilidad.

4. Dificultad para leer el contenido

Si los invitados no pueden entender el nombre de las preparaciones que se enumeran en la carta, ¿cómo las solicitarán? Selecciona una fuente grande y fácil de leer para facilitar el proceso. Además, ten en cuenta que los colores de papel y tinta sean adecuados.

Y no olvides estar atento mientras que el comensal lee el menú, para aclarar cualquier dificultad y resolverlo al instante.

5. Repetir ofertas especiales del día anterior

A diferencia de las preparaciones habituales, evita repetir los especiales del día anterior para no producir un efecto negativo. Además, utiliza artículos frescos en las especialidades del día para resaltar su calidad. Para ello, es importante que todo el personal de cocina esté informado para ver la carta desde el punto de vista de los clientes.

6. Mala distribución interna

Si el menú no mantiene la secuencia en las preparaciones que ofrece, entonces no será comprensible. Esto sin dudas, provocará la insatisfacción de tus visitantes. Recuerda que la carta debe estar organizada de manera coherente, para facilitar la selección de cada elemento.

Ya sabes, tapas y entrantes, primeros y segundos, postres, bebidas, o una alternativa similar es una secuencia habitual en las mejores cartas.

7. Actualizaciones de última hora escritas a mano

Ciertamente, el menú se puede actualizar en cualquier momento por diversos motivos. Sin embargo, cambiar sus elementos con escritura a mano hará que pierda su aspecto profesional.

Por lo tanto, cada vez que modifiques la carta, la edición debe realizarse en una versión impresa fácilmente legible. Esto hará que los invitados se mantengan satisfechos a pesar del cambio.

El camarero será el encargado de informar de los platos del día. Si tienes un menú diario habitual, puedes añadir una página extra que ir intercambiando según el día. Otra idea es colgar una pizarra en la que cada día se actualice el plato o el menú diario.

8. Dimensiones incorrectas en el tamaño

La carta es un formato escrito de las ofertas que se sirven en cualquier restaurante, cafetería o bar. Sus dimensiones deben ser coherentes con el número de preparaciones que tienes en el local. Sin embargo, si el tamaño supera los 22 cm x 28 cm,  el mismo debe elaborarse con material de calidad para evitar que se deteriore.

>  ¿Cuánto cobra Just Eat a los restaurantes?

De lo contrario, corres el riesgo de que tus visitantes tengan dificultades para manejarlo correctamente y generar insatisfacción.

9. Versión fotocopiada del menú

Como te hemos mencionado, el menú siempre debe ser claro y fácil de leer. Al optar por una versión fotocopiada afectas la imagen del negocio. Esto quedará en la mente de tus clientes, independientemente del buen servicio que ofrezcas.

10. Errores ortográficos y gramaticales

Tener errores de ortografía o una descripción de los alimentos gramaticalmente incorrecta es inaceptable. Esto muestra negligencia y actitudes poco profesionales hacia el servicio. Por lo tanto, antes de obtener la versión impresa final verifica adecuadamente todo el contenido para evitar cualquier tipo de error.

11. Uso excesivo de términos desconocidos

Los clientes prefieren los artículos que les son familiares. Si no comprenden los términos, es posible que no estén interesados en esa oferta de comida. Por ello, los elementos no identificados o desconocidos generarán menos rendimiento en las ventas.

Un menú bien planificado debe incluir términos sencillos de entender. Incluso si tienen que agregar algún elemento nuevo, coloca una pequeña descripción para que tus visitantes lo comprendan mejor.

Por ejemplo, está muy que pongas nombres a tus bocadillos (bocadillo rock ‘n’ roll), pero no olvides añadir qué ingredientes componen el bocata.

12. No incluir traducciones al español

Será descortés para los clientes si la carta no se presenta en el idioma nativo. Para evitar confusiones e incomodidades, incluye traducciones adjuntas para respetar el nombre original.

13. Presentación de menú sucio o arrugado

Una carta deteriorada siempre da una impresión poco apetitosa a los usuarios y es el inicio de una experiencia gastronómica con mal pie. Si la carta está sucia o manchada planteará serias dudas sobre el estándar de higiene del restaurante (el típico si así está la carta, cómo estará la cocina). Puede que tengas el local en perfectas condiciones, pero cada detalle cuenta.

Por ello, de manera cotidiana revisa los menús y asegúrate de que estén en óptimas condiciones antes de presentarlos.

14. No incluir el especial del día dentro de la carta

Un menú bien planificado con atractivas listas de ofertas gastronómicas siempre aumentará la calidad del servicio y la satisfacción del visitante. Por lo tanto, una carta incompleta resta entusiasmo para volver a tu restaurante. Por ello, si la carta carece del especial del día creará molestia, sobre todo en tus clientes habituales.

En este sentido, garantiza que el contenido se revise para que ningún alimento se quede fuera de la oferta. En caso de actualizaciones, el personal responsable debe asegurarse de insertar los nuevos elementos manteniendo la secuencia.

15. Incapacidad para servir en el tiempo señalado

Los invitados se incomodan si solicitan cualquier producto del menú, y el restaurante no tiene la capacidad para servirlo. En este sentido, incluye solo aquellos alimentos y bebidas dentro del menú que realmente puedas despachar.

Además, evita restringir platos en períodos particulares de tiempo, ya que se considera un mal servicio. Por ejemplo, si tu comensal llega al mediodía para comer y lo que solicitó solo está disponible entre las 4:30 pm y 6: 00 pm. Recuerda que el menú siempre debe indicar lo que puedes ofrecer, y no lo contrario.

16. Las porciones no coinciden con sus fotos

Agregar fotos de los platos con alta definición los hace más atractivos, y persuade a los clientes para pedirlos. Sin embargo, si las preparaciones no coinciden con la imagen, las expectativas no se cumplirán y los visitantes estarán decepcionados. En este caso lo mejor es que seas honesto. Equilibra la publicidad con la calidad de la preparación.

17. No incluir un menú especial para niños

Un gran número de clientes vienen a tu restaurante acompañado de sus hijos. Y si no encuentran ningún alimento para ellos, será una decepción para toda la familia.

Por ello, planifica el menú y capacita al personal responsable de administrar la oferta de alimentos infantiles. Esta acción apunta a un nivel de excelencia en el servicio y favorece la fidelidad de los comensales.

18. Número de cartas insuficientes

No contar con menús suficientes para ofrecer a los invitados, y solicitar que los compartan reduce la calidad del servicio. Además, causará una primera impresión adversa. Por ello, garantiza una cantidad adecuada de cartas para cumplir en las horas de mayor tráfico.

Cuenta tus menús al menos una vez a la semana para asegurarte de que tienes la cantidad adecuada. Y si es necesario, imprime más para estar preparado ante extravíos o accidentes que deterioren el material.

19. La descripción de los platos no coincide con la oferta

Es usual escuchar quejas de los clientes porque los alimentos no coinciden con la descripción del menú. Evita incurrir en este error para atraer a más personas hacia tu local. Ten en cuenta que usar palabras demasiado confusas en la redacción a menudo resulta en una oferta engañosa.

Si tus visitantes no obtienen sus platos exactamente como los solicitaron, se sentirán desilusionados. Por lo tanto, enumera ofertas de alimentos con un nombre simple, acompañado de una descripción estándar.

20. No incluir una sección con postres

Cada carta debe incluir la sección de postres. Ten en cuenta que la descripción verbal del camarero no será suficiente, ya que los clientes solo recordarán dos o tres elementos. Por ello, incluye en tu carta una sección especial o agrega un menú de postres aparte.

Esto será muy útil y efectivo para incrementar las ventas de tu negocio hostelero. Ya que este tipo de preparaciones agrega profundidad a la experiencia gastronómica de los clientes dentro del local.

21. Precios elevados para una porción reducida

La ración de comida debe coincidir con el precio del producto. Ofrecer porciones pequeñas a precios elevados te hará perder parte de tus clientes. Por ello, al desarrollar tu menú ten en cuenta la estructura de costes de la materia prima, para colocar los precios correctos.

22. Reservar las preparaciones grandes solamente para almuerzo y comida

Muchos clientes prefieren preparaciones más abundantes por la noche. Por lo tanto, ofrecer platos completos solo a la hora del almuerzo no es tan rentable. Para sacar el máximo rendimiento, planifica tu menú con porciones grandes tanto en la comida como en la cena.

>  Usos y tipos de rodillo quitapelusas (tips que no te han contado)

23. Un menú carente de platos exclusivos

Las opciones exclusivas tienen el propósito de distinguir a tu restaurante de otros negocios hosteleros. La lista del menú debe incluir tus especialidades para atraer a nuevos clientes y fidelizarlos. Por el contrario, si tu carta no ofrece preparaciones que te diferencien de la competencia, los comensales buscarán otras alternativas.

Garantiza entonces una oferta con algo extra, en lugar de tener solo platos comunes. No olvides que los productos distintivos, que resulten deliciosos y llamativos, te ayudarán a ganar dinero y lograr una ventaja competitiva.

24. Incluir recargos en el cobro de tus productos

Cuando colocas un precio en el menú, los clientes asistirán con expectativas claras en relación al monto que deberán pagar. Por ello, incluir un recargo sobre el precio hará que se sientan engañados y evitará que te visiten en el fututo.

25. Cambios demasiado frecuentes en los elementos de la carta

Casi todos los restaurantes tienen un menú central que incorpora el tema del restaurante, para apuntar al nicho correspondiente. Si los elementos de la carta se cambian o actualizan sin tomar previsiones, impactará en la confianza de los clientes.

Sin dudas, esto trae confusión sobre qué esperar de tu negocio hostelero. Para evitar estos inconvenientes opta por un menú semanal. Cuida que la oferta continúe siendo coherente con tu concepto.

26. No ofrecer alternativas para vegetarianos

La creciente conciencia de las bondades que los vegetales aportan a la salud, hace que una buena parte de tus clientes opten por estas alternativas. Por ello, algunos accederán a tu restaurante solicitando tus opciones sin carne.

Incluye esta preferencia en la lista del menú con preparaciones que incluyan platillos vegetarianos con altos estándares de calidad. De esta manera, incrementarás las ganancias y satisfacción de los visitantes.

27. Presentar la misma carta durante años

¿Los incrementos de precios son los únicos cambios que sufre tu carta año tras año? ¿Tu oferta sigue siendo la misma a lo largo de los años, en lugar de centrarse en las demandas de tus visitantes y las nuevas tendencias? Si estas respuestas son afirmativas, entonces tu servicio resulta aburrido y corres el riesgo de perder incluso a tus clientes más habituales.

Tu carta debe introducir nuevas alternativas para atraer a los clientes que buscan novedades gastronómicas. Actualiza la carta al menos dos veces al año para sustituir los elementos menos populares y agregar platos en tendencia. Pero recuerda que estos cambios no deben ser drásticos, o con demasiada frecuencia.

28. Añadir demasiadas restricciones en el menú

Agregar muchas limitaciones junto con las ofertas de comida y bebida genera una primera impresión negativa. Por ejemplo, el interés de tus clientes disminuirá si observa los siguientes comentarios dentro del menú:

  • Nos reservamos el derecho de admisión dentro del local comercial o restaurante.
  • El impuesto correspondiente será aplicado sobre el importe todos los productos.
  • No nos hacemos responsables de artículos perdidos, dañados o robados.
  • Solo recibimos efectivo.

Si es necesario poner restricciones escribe con cortesía, utilizando expresiones educadas para que el cliente no se desanime y comprenda sus limitaciones.

29. No incluir opciones saludables para hipertensos

Aparte de los clientes habituales, tu menú debe satisfacer a los clientes que buscan alimentos relacionados con su estado de salud. Por ello, ofrece opciones saludables para cuidar su corazón con opciones bajas en grasas y sal. Estas alternativas son adecuadas para clientes diabéticos, obesos o pacientes cardíacos.

La idea es mostrar tu preocupación por esos visitantes, y garantizar una ventaja competitiva sobre los otros negocios hosteleros.

30. Cantidad inadecuada de elementos dentro del menú

Una carta bien planificada no debe excederse en la cantidad de platos ni ofrecer una variedad demasiado limitada. Ya se sabe lo que dicen, en el punto medio está la virtud. Esto genera confusión en los clientes y desmejora su experiencia gastronómica dentro del local. Ten en cuenta que a ellos se les debe ofrecer la comida que les apetezca dentro de un período de tiempo razonable.

Otras limitaciones comúnmente observadas en la planificación de la carta

Igualmente, debes evitar incurrir en los siguientes errores:

  • El tamaño de la porción está mal determinado, y resulta demasiado grande o pequeño para los clientes.
  • Elaborar la carta con material de mala calidad.
  • Ofrecer alimentos con técnicas de preparación demasiado básicas.
  • El menú no se mantiene en orden cronológico.
  • Equilibrio inadecuado de carbohidratos y proteínas en los alimentos ofrecidos dentro de la carta.
  • Descripciones de la preparación mal expresadas, o con un lenguaje que no esté dirigido a tu cliente ideal.
  • No incluir descripciones especiales para los vinos.
  • Falta de valor nutricional en los elementos del menú.
  • Ofrecer demasiadas opciones costosas.
  • Falta de variedad en los tipos de comida dentro del menú.
  • Muy pocas alternativas de vinos en la carta.
  • Cargo adicional para los aderezos y salsas.
  • Falta de creatividad al describir los elementos del menú.
  • El menú está planificado considerando solamente elementos de alta gama.
  • Usos de términos clásicos sin una descripción adecuada en el servicio.
  • Incluir solamente preparaciones que por su complejidad, se tarda demasiado en ser servidas.

Es importante también que en tu restaurante uses una pizarra para enumerar los especiales del día, ya que esta práctica incrementa las ventas. Si a los clientes se les dificulta entender algo en dicha cartelera, entonces tendrán menos opciones para hacer sus pedidos. Por ello, la descripción debe estar en un lugar visible y su contenido fácil de entender.

De esta manera finalizamos nuestro post de los errores en cartas de restaurantes, y su impacto negativo en la rentabilidad. Aprovecha esta información para elaborar las mejores cartas y mejorar la experiencia gastronómica de tus clientes. Y no olvides suscribirte en nuestro boletín informativo para más consejos relacionados con la hostelería. ¡Allá te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Envalia Group, S.L.

Propósito: Gestionar las solicitudes realizadas a través del sitio web, enviar comunicaciones comerciales y, en su caso, compras en línea.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Los datos sólo se transmiten a los proveedores que tienen una relación contractual con Monouso.

Derechos: Acceso a, Corrección, cancelación, oposición y otros derechos como se explica en la “Información adicional”.

Información adicional: Puedes encontrar información adicional y detallada sobre la protección de datos en nuestra política de privacidad