fbpx Saltar al contenido
Monouso Blog

Guantes para dentista y su importancia

guantes para dentista

Los guantes para dentista no pueden faltar en ningún centro odontológico por cuestiones de higiene. Sin embargo, por diversas razones no muchos acostumbran a utilizarlos de la manera apropiada, y tú, ¿Siempre sueles emplearlos?

Lo ideal es que sí, para tu beneficio y la conveniencia para quien sirves, es decir tu cliente. Lo mejor es buscar los guantes para dentista, guantes odontológicos más profesionales ¿No crees?

Las ventajas de los guantes para dentista, guantes odontológicos

Antes de optar por usarlos siempre, lo mejor es conocer las razones, para ver la importancia que en verdad tiene. De este modo, lo tendrás siempre presente y te beneficiará enormemente. Los guantes para dentista, guantes odontológicos son caracterizados por ser los más obligatorios en la industria de la salud.

Antes de empezar a desarrollar aspectos importantes, puedes empezar por conocer lo que te beneficia a ti y a tu paciente:

  • Este material, es el mejor aislante de bacterias y enfermedades que pueden transmitirse de doctor a paciente y viceversa
  • No se contaminan heridas abiertas (generalmente halladas en muelas o caries)
  • Hay pequeñas bacterias alojadas en la boca que al tener contacto con la piel crean alergias y ronchas con picazón
  • Previenes contaminaciones dañinas de todo tipo
  • Cuidas tu alud y cumples con el reglamento sanitario de la OMS

Más que una costumbre es una normativa

guantes para dentista

Es cierto el hecho de que la utilización de guantes, generalmente se vuelve una costumbre. Sin embargo, la mayoría olvida que esta es la primera regla enseñada en clases odontológicas previas a la práctica. ¿Qué quiere decir esto? Que, omitir el uso de guantes es literalmente, violar la principal normativa y regla de importancia aprendida.

El cuidado que te proporcionas a ti y al paciente utilizando los guantes, es un suficiente y vasto recordatorio de lo que es correcto. Debes de siempre anteponer el bienestar del paciente al utilizar los guantes para dentista, guantes odontológicos.

¡Las increíbles mejoras proporcionadas a este material desechable!

Antes  de seleccionar cualquier material, es lógico que toda persona siempre verifique la calidad del mismo. Aunque es algo que muchos obvian, no debe de ser tu caso, para ello, Monouso te echa una mano. En nuestro caso particular nos encaramos de rediseñar la estructura y composición de los guantes comunes ¿cómo?

¡Mejoramos resistencia!   

Antes que nada, la resistencia de un guante es lo primero que debe estar presente al momento de utilizarlo. Al ser un material expuesto a agujas y elementos puntiagudos, debe estar siempre reforzado. Como sabemos esto, nos preocupamos porque tu piel, no quede expuesta al manipular este órgano tan delicado, como lo es la boca.

Aunque sea hecho más resistente no quiere decir esto que se haya modificado para ser un poco más duro ¡al contrario! Aunque se hallan hecho reajustes sigue siendo igual de auténtico y lo mejor es que la calidad del material no se ve afectado por ningún tipo de variaciones.

¡Dile adiós a las alergias!

Tanto tú como tus pacientes dejan de estar expuestos a las molestias alergias que causa la utilización del guante de látex. Algunos pacientes sufren por creer que el guante siempre causará daños, sin embargo, no es cierto. Actualmente tenemos la suficiente tecnología como para diseñar un guante hipoalergénico que contrarreste la probabilidad de sufrir cualquier tipo de reacción.

En tu caso como dentista, puedes operar o durar horas continuas con un mismo guante sin sufrir consecuencia alguna. En el caso de los guantes de látex que no son hipoalergénicos, tienden a irritar y causar enrojecimiento o ronchas molestas en la piel. ¡Esto ha acabado! Lo mejor es que Monouso lo presenta para ti de forma profesional y resistente.

El guante hipoalergénico, aunque no tiende a causar efectos secundarios, no deja de tener el talco que los caracteriza ¿Sabes cuál es la diferencia? Que no deja el olor a látex en la piel ni mucho menos este, se impregna en ella. Al contrario, no deja ningún sabor en la boca ni en tus manos y lo mejor es que contrarresta la sudoración.   

¡Ahora más estiramiento, más látex!

Algo realmente molesto es al momento de colocar el guante, la dificultad que implica aunque sea de la talla adecuada a tu mano. Esto se debe a que si lo diseñaron resistente obvian modificar su elasticidad. Este es un punto que a Monouso jamás se le pasaría por alto.

Como profesionales queremos tener siempre todo presente, hasta el más mínimo detalle como este. Por eso, aunque es lo suficientemente fuerte como para resistir una fuerte perforación, no deja de ser blando y lo suficientemente elástico. Así, al momento de utilizar, puedes colocártelo de una forma rápida y mucho más cómoda.

¡Material desechable!

Aunque es sumamente increíble y satisfactorio el hecho de saber que las modificaciones que se le hicieron te benefician y puedes utilizarlos por mayor tiempo ¡no deja de ser un material que deba desecharse una vez utilizado! Porque so se reutiliza, es peor que hacer el trabajo sin guantes.

Monouso siempre hace énfasis en el hecho de utilizar un par de guantes por paciente. Tampoco es lo recomendable, manipular objetos y hacer todo tipo de cosas con los guantes puestos ¡se contamina y contaminas a tu paciente! Estos, se deben colocar al momento de atender al paciente no antes ni después.

¡Monouso siempre te ayuda!

Para la selección del mejor guante desechable, Monouso siempre te recomienda el de mejor calidad y uso profesional. Porque lo que damos a nuestra clientela es para uso delicado, y como si fuese creado  para nosotros. En nuestra web siempre podrás contar con el mejor material desechable en venta de forma online.

En el caso de tener dudas o preguntas acerca del tema, siempre tendremos la mejor respuesta. Podrás darte cuenta que Monouso siempre querrá darte una mano, siempre te dará lo de mejor calidad, la mejor asesoría y la mejor recomendación profesional ¿Nuestra intentico? Ser los de tu confianza, porque hemos trabajado para lograrlo ¿Te atreves a comprobarlo?