fbpx

Conoce el lenguaje de los cubiertos

Conoce el lenguaje de los cubiertos

¿Sabías que existe un lenguaje de los cubiertos? Cada vez que sirves un exquisito plato lo pueden utilizar para enviar un mensaje directo a la cocina y dejar claro si han quedado satisfechos como creías… Sí, como lo lees, esos utensilios esenciales que utilizamos para comer, también pueden usarse para comunicarse -de forma muy directa- con el personal que está atendiendo tu restaurante.

Pese a que no es un lenguaje conocido por todos, si estás en medio del servicio de una gran comida -donde se está respetando el protocolo- lo debes conocer, así evitarás malinterpretar u obviar algún mensaje que te estén dando tus comensales.

¡Comunícate con certeza! Continúa leyendo y aprende cuál es el lenguaje de los cubiertos.

¡Señor chef! Lea mi posición de los cubiertos

Al comenzar a servir la mesa para degustar una deliciosa comida, ubicamos los cubiertos necesarios en una posición básica. Esa posición cambia conforme los comensales van avanzando con cada plato que sirves. La nueva posición en la que sitúan los cubiertos al acabar, tiene el poder de enviar mensajes a la cocina. ¿Eres capaz de reconocerlos?

¡Delicioso! Pero no estoy lleno

Si tus comensales desean seguir comiendo, te lo pueden decir sin siquiera abrir la boca, a través de la posición de los cubiertos en el plato.

Para hacerlo, solo deberán formar una cruz dos de los cubiertos: el tenedor y el cuchillo.

El cuchillo se coloca en posición perpendicular al comensal y el tenedor como si estuviese marcando las 12 horas en un reloj de agujas.

El filo del cuchillo debe estar viendo hacia el comensal y la punta hacia la izquierda de la mesa. Por su parte, las puntas del tenedor deben estar posicionadas hacia la parte superior del plato.

Cuando el mesero ve que en un plato los cubiertos están dispuestos de esta forma, debe entender que es el momento de retirar el plato y servir el siguiente bocadillo.

Necesito un poco de aire antes de continuar

Cuando se está disfrutando de una comida la experiencia es lo más importante, es decir, no hay necesidad de comer un plato tras otro como si nos estuvieran esperando en casa. Para ello. el lenguaje de los cubiertos también ayuda.

>  Ideas creativas de adornos para la mesa de navidad en casa

Si tus clientes colocan el tenedor y cuchillo recostados, formando una especie de montaña, te estarán diciendo que harán una pausa en el banquete.

El mensaje estará claro: tu cliente todavía no está lleno, desea seguir comiendo, pero se tomará una pequeña pausa antes del próximo platillo.

¡Muchas gracias! Estoy lleno

Qué sucede cuando el cliente está lleno y no desea seguir comiendo. Sencillo, solo debe recurrir al lenguaje de los cubiertos para hacértelo saber.

¿Cómo lo harán? Deben colocar el tenedor y el cuchillo en paralelo en el centro del plato.

Las puntas de ambos cubiertos estarán marcando las 12 del reloj y el filo del cuchillo estará hacia la izquierda del plato.

¡Buenas noticias! Esta posición también te indica que la comida le gustó a tu comensal, pero no le sorprendió, es decir, no le darán ninguna nota superior a la cena.

Excelente comida, en lenguaje de los cubiertos

Si el platillo que acaba de degustar realmente le gustó a tu comensal, podrá acudir al lenguaje de los cubiertos para dejar un mensaje claro y visible para todo el equipo.

Para hacerlo se colocan los dos cubiertos como si estuvieran marcando las 3:45 en un reloj de aguja.

Las puntas de ambos cubiertos deben apuntar hacia la derecha de la mesa, el filo del cuchillo de estar hacia el norte, es decir, la parte superior del plato.

Entrena a tu equipo para que cuando vean que los cubiertos están en esa disposición, agradezcan el gesto al comensal y le hagan saber que saben a qué se refiere.

Disculpe: No me gustó

Por su puesto que existe la posibilidad que la comida, pues… no le guste a uno de tus clientes. En ese caso, también pueden decirlo con los cubiertos.

Para ello, se colocan los cubiertos en una posición similar a la que utiliza para pedir una pausa, sin embargo, en este caso se entrelaza el tenedor con el cuchillo.

Las puntas el tenedor deben estar apuntando hacia la parte superior del plato, mientras que el filo del cuchillo estará apuntando hacia tu cliente.

Al observar esta disposición, debes acudir a la mesa y consultar -con la mayor empatía- cuál fue el detalle que no le gustó a tu comensal, incluso podrías analizar cómo resarcirle, demostrando que te preocupas por su satisfacción.

>  Pasos para montar un bar y llevarlo hasta la cima

Con este gesto, te asegurarás de seguir ofreciendo un servicio de primera a tu clientela y evitarás disgustos futuros.

Posición de los cubiertos al inicio del banquete

Cuando estamos en una gran cocina y no estamos acostumbrados a la utilización de diversos tipos de cubiertos, nos podemos abrumar al observar la cantidad de opciones que tenemos en la mesa.

Si identificas que alguno de los clientes de tu servicio se encuentran en aprietos, puedes ofrecerle un truco infalible para que salgan airosos de la situación.

Con seguridad, se preguntarán qué necesidad hay de utilizar tantos cubiertos. Explícale que en algunos banquetes, se busca que las personas perciban de forma correcta cada uno de los sabores de sus platos.

Por esta razón, se acostumbra a que cada plato tenga un cubierto, de esta forma, no habrá mezcla de sabores no deseados por el chef.

La posición inicial de los cubiertos es tener a mano izquierda del comensal el tenedor (o tenedores). Las puntas siempre estarán apuntando la parte superior del plato.

A mano derecha, se ubica el cuchillo con el filo viendo hacia el plato. A su lado, estará la cuchara con la parte cóncava hacia arriba.

En la parte superior del plato, se suele colocar una cucharilla o tenedor más pequeño, son los cubiertos para el postre. Si no lo deseas colocar al comienzo, puedes llevar el cubierto al momento de servir el postre.

El truco, con el que salvarás la comida de tu nervioso comensal, es que no vea la cantidad de cubiertos y los utilice de forma ordenada.

¿Cuál es el orden? De afuera hacia adentro, es decir, explícale que utilice los cubiertos que se encuentran más lejos del plato, y con cada plato nuevo, utilice los del siguiente nivel.

Cubiertos para todos los gustos

Si estás organizando un banquete o celebración en tu casa o restaurante, podrías necesitar contar con unos cuantos cubiertos extra.

¿Dónde comprar cubiertos a buen precio?

Te invitamos a visitar Monouso, nuestra tienda online, donde encuentras productos para ayudarte en tu cocina, ya seas un profesional o aficionado a las artes culinarias.

Monouso se encuentra ordenada por categorías, para hacerte más fácil la navegación y selección de los productos que necesitas.

Dirígete directo a la categoría de cubiertos y agitadores, donde encontrarás una gran cantidad de opciones de cubiertos biodegradables y cubiertos de plástico. Compra en Monouso, un sitio donde encuentras calidad al mejor precio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Envalia Group, S.L.

Propósito: Gestionar las solicitudes realizadas a través del sitio web, enviar comunicaciones comerciales y, en su caso, compras en línea.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Los datos sólo se transmiten a los proveedores que tienen una relación contractual con Monouso.

Derechos: Acceso a, Corrección, cancelación, oposición y otros derechos como se explica en la “Información adicional”.

Información adicional: Puedes encontrar información adicional y detallada sobre la protección de datos en nuestra política de privacidad