fbpx

Motivos por los cuales los restaurantes pierden clientes

Actualmente existe una gran variedad de restaurantes para elegir en una misma zona, por lo que los establecimientos deben cuidar todos los detalles para agradar a los clientes y que vuelvan a repetir su visita. Por eso mismo los dueños de los restaurantes deben prestar atención a todos los aspectos, no solo a la parte culinaria, y ofrecerles los mejores servicios para que elijan su restaurante antes que el de la competencia.

Si estás leyendo este post probablemente estés a cargo de un establecimiento de hostelería y quieras mejorar tu imagen de cara al exterior. Lógicamente que la comida esté buena es el aspecto que más suele pesar a la hora de repetir en un restaurante, pero también es cierto que existen otros más motivos de peso que pueden hacer que un cliente no vuelva a pisar tu establecimiento, por muy buena que estuviera la comida.

Desde Monouso te animamos a apuntar estos motivos por los cuales los restaurantes pierden clientes y evita así que la imagen de tu establecimiento quede dañada.

Atención al cliente descuidada

Lógicamente cuando entramos en un restaurante tampoco esperamos que nos reciba el jefe de sala con los brazos abiertos, pero qué menos que un camarero se acerque a preguntarnos si vamos a comer o cuántas personas somos. Ignorar a los clientes que quieren comer en tu restaurante es un grave error, incluso cuando estéis llenos hasta arriba, porque es probable que si reciben una buena atención al cliente vuelvan otro día o reserven para otra ocasión porque les ha gustado el trato recibido.

Otro de los errores que hace perder clientes es tardar demasiado en tomarles nota una vez ya están sentados en una mesa. Lo mismo ocurre cuando un plato tarda en llegar 30 minutos. Además de que al cliente ya se le habrá agotado la paciencia, su estómago se habrá cerrado y apenas tendrá hambre para acabar el plato o pedir postres.

Y es que el tiempo es clave a la hora de atender a un cliente. Otro de los motivos que más desespera a las personas es que les hagan esperar en una mesa sin recoger y pasen 15 minutos observando los restos de comida de los clientes anteriores.

Mala higiene

La higiene es uno de los aspectos que los clientes más valoran, sobre todo de un restaurante. Es crucial que te asegures siempre de que las mesas están limpias, que la cubertería está impoluta, que los manteles están perfectos y que toda la decoración y distribución de la mesa es adecuada. No hay nada peor para la imagen de un restaurante que una copa con pelusillas o un tenedor con restos de comida pegada.

Pero no solo se debe cuidar la higiene en las mesas, sino también en la cocina y en los aseos. Muchos clientes pueden asociar la limpieza del aseo con la limpieza de otras partes del establecimiento como, por ejemplo, la cocina. Asegúrate de que todo se mantiene en buen estado y escrupulosamente limpio para sumar puntos de cara a la satisfacción del cliente.

Escasez o falta de insumos

Es probable que si vamos a un restaurante 20 minutos antes de cerrar hayan muchos platos que no puedan servirnos por falta de insumos. Sin embargo, si de una carta de 25 platos solo nos dan a elegir entre 3 o 4, es probable que el cliente se sienta engañado. Esto es síntoma de una mala previsión y el cliente puede optar por irse a otro lugar y, obviamente, no repetir en el tuyo.

Mala calidad de la comida

Este aspecto es clave. Si la comida estaba mala, en mal estado, fría o con una presentación que dejaba mucho que desear… el cliente no volverá.

Falta de atractivo

Los restaurantes también entran por los ojos, así que se recomienda cuidar la decoración, la iluminación y la música, incluso utilizar vajilla ecológica puede ser un punto de atracción que te haga ganar puntos entre los clientes: platos biodegradables, bandejas biodegradables, bols biodegradables, miniaturas biodegradables, etc. La apuesta ecológica es un aspecto muy positivo que los clientes están valorando cada vez más.

Crea un ambiente idílico en el que los clientes se sientan a gusto y seguro que acabarán por repetir la experiencia de comer en tu restaurante.

Precios exagerados

Hay que tener en cuenta que muchos clientes están dispuestos a pagar por comida de calidad, pero odian sentirse estafados. Este es otro de los aspectos que más echa para atrás a los clientes y que hará que no vuelvan a pisar tu restaurante. Busca el equilibrio y siempre apuesta por cumplir con la expresión “good value for money“. Es decir, que el precio se corresponda con la calidad de la comida y el servicio ofrecido. Los clientes no son tontos y no les gusta sentirse engañados.

Si quieres que tus clientes salgan satisfechos de tu restaurante y con ganas de volver en otra ocasión con más amigos, evita todos los aspectos que hemos visto anteriormente. Consigue que tengan motivos para que salgan con una sonrisa de tu establecimiento y con ganas de probar nuevos platos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Envalia Group, S.L.

Propósito: Gestionar las solicitudes realizadas a través del sitio web, enviar comunicaciones comerciales y, en su caso, compras en línea.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Los datos sólo se transmiten a los proveedores que tienen una relación contractual con Monouso.

Derechos: Acceso a, Corrección, cancelación, oposición y otros derechos como se explica en la “Información adicional”.

Información adicional: Puedes encontrar información adicional y detallada sobre la protección de datos en nuestra política de privacidad