Trucos para congelar alimentos con bolsas de congelación

portada-bolsa-conge

Si bien las bolsas de congelación nos permiten almacenar un mayor número de alimentos y mantenerlos intactos para consumirlos a nuestro gusto, es necesario conocer cómo congelar cada uno de los productos que introducimos en estas bolsas.

¿Sabes por qué? Resulta que no todos los alimentos tienen las mismas propiedades y, por tanto, no reaccionan de la misma forma al verse sometidos al frío.

Ante esto, para usar las bolsas para congelar comida, nosotros en Monouso te mostraremos algunos de los trucos que te ayudarán a no comprometer la salud y sacarle un máximo provecho. Así que, deja que te lo expliquemos a continuación.

Identifica qué alimentos no debes congelar

Al emplear las bolsas de congelación creemos que todo puede congelarse y la realidad es que no, ya que algunos alimentos pierden texturas, sabores y vitaminas si se someten al frío. Un ejemplo claro son las salsas, que sin importar la base que tengan, se separan al descongelarse.

Lo mismo pasa con las cremas de los pasteles o las frituras como las patatas fritas, que al descongelarse quedan gomosas e insípidas, ya que arrojan agua y con ella, la sal y sus condimentos.

Las frutas tampoco son ideales para congelarlas, pero un truco para poder hacerlo es pelarlas y cubrirlas en almíbar antes de congelarlas.

Todo debe ser fresco

Las bolsas de plástico para congelar alimentos pueden ser usadas para la preservación de los alimentos frescos. Por ejemplo, si tienes un pescado que lleva dos días o más en tu nevera y quieres congelarlo para evitar perderlo, cuando lo descongeles y cocines será algo baboso, insípido y estará en peores condiciones.

bolsa-congelador

Congela en base a lo que consumes

Muchos son partidarios de poder cocinar de forma veloz, por lo que, imagina que haces uso de las bolsas para poder congelar los alimentos para un kilo de carne, pero vives solo.

Deberás esperar a que se descongele para poder empezar a picar la porción que consumirás ese día y luego volver a congelar el resto.

Por tanto, si quieres que tu vida sea más fácil al congelar la comida ¡hazlo en porciones pequeñas! De esa manera podrás utilizar una bolsa y descongelar lo que necesitas para esa comida.

Además, congelar y descongelar en múltiples ocasiones un mismo producto no sólo causa que éste pierda su calidad, textura y sabor, sino que se pueden producir intoxicaciones alimenticias.

Esto último suele pasar comúnmente con los alimentos como la carne y el pescado, puesto que son alimentos que cuentan con bacterias que se pueden activar al descongelarse.

Lava bien las bolsas de plástico para congelar alimentos

Es algo común que utilicemos nuestras bolsas de congelación una vez hemos consumido el alimento que guardaban. Por eso, es súper importante que se laven adecuadamente con agua y jabón, por fuera y por dentro, y que luego se sequen y se expongan al sol por unos minutos.

¿Por qué? De este modo, la contaminación cruzada se puede evitar. Por ejemplo: si un pollo se descongela, éste puede soltar bacterias y agua que pueden terminar por ser parte del trozo de carne o de la verdura que decidas colocar en esa misma bolsa.

Por todo lo anterior, queda claro que es importante conocer cada alimento y cómo debe ser manipulado para su congelación, ya que así te aseguras la calidad, la textura, el sabor y el aporte nutricional de cada producto en tu dieta diaria.

2 comentarios

  1. Las bolsas son una buena opción sin duda para aprovechar el espacio. En su contra está la fragilidad. Pueden romperse fácilmente y provocar que los alimentos se deterioren. Me sigo quedando con los envases plásticos resistentes de siempre. Al menos hasta que las bolsas sean más resistentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Envalia Group, S.L.

Propósito: Gestionar las solicitudes realizadas a través del sitio web, enviar comunicaciones comerciales y, en su caso, compras en línea.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Los datos sólo se transmiten a los proveedores que tienen una relación contractual con Monouso.

Derechos: Acceso a, Corrección, cancelación, oposición y otros derechos como se explica en la “Información adicional”.

Información adicional: Puedes encontrar información adicional y detallada sobre la protección de datos en nuestra política de privacidad