fbpx Saltar al contenido
Monouso Blog

Para qué sirven los guantes desechables y por qué usarlos

Para qué sirven los guantes desechables

Los guantes desechables son muy utilizados en todo el mundo como medida de protección contra agentes abrasivos y otros elementos dañinos a la salud humana. Aún así, algunas personas no se acostumbran al uso de manoplas. No obstante, aquí sabrás para qué sirven los guantes desechables y sus usos.

¿Qué son los guantes desechables?

Son una prenda para las manos que se usa sólo una vez con el fin de protegerla de sustancias dañinas y evitar heridas. De modo que, es una especie de funda que recubre cada dedo y la mano en su totalidad, incluso hasta más arriba de la muñeca, según el tipo de guante y el tamaño.

Tipos de guantes desechables

Los guantes de protección se fabrican de diversos materiales y están clasificados de acuerdo al riesgo al que se enfrenta el usuario. Por lo tanto, existen guantes de nitrilo, polietileno, vinilo (pvc) ó látex (caucho), y las personas alérgicas al látex pueden usar los de vinilo u otro material.

Los guantes desechables industriales protegen las manos de agentes tanto suaves, como altamente abrasivos. Por eso, es obligatorio usarlos en los siguientes casos:

Guantes desechables de látex

Es un material muy conocido en el mundo textil, debido a la firmeza y elasticidad que le confieren buena adaptación y resistencia. Además, es antifúngico y antibacteriano para ser usado en la industria de limpieza, química y sanitaria. Pero este componente no protege de heridas causadas por objetos cortopunzantes o afilados, por lo cual hay que tener precaución. Además, viene en dos versiones:

Guantes desechables estériles

Para qué sirven los guantes desechables

Los guantes de látex quirúrgicos son ampliamente demandados y utilizados en prácticas médicas. Como por ejemplo: cura de heridas y quemaduras complejas.

Guantes desechables no estériles

Se usan para faenas menos exigentes como atender y bañar a una persona, administrarle una inyección o aplicarle lociones en la piel. Por eso, son muy útiles para evitar tocar directamente fluidos corporales. También, los utilizan quienes realizan tatuaje corporal.

Guantes desechables de nitrilo

Es una fibra sintética con propiedades similares al látex, pero antialérgico. El nitrilo también ofrece gran resistencia a productos químicos, de allí que sean muy usados en laboratorios donde existe riesgo biológico. Es de hacer notar que existen dos tipos:

  • Nitrilo desechable sin polvo: Con textura más rugosa y mayor resistencia a perforaciones, por ello son especiales para el área de la salud.
  • Nitrilo grueso: Presenta doble material, por la palma es de nitrilo y por el dorso es de poliéster. Eso lo hace ideal para trabajos industriales porque combina protección frente a riesgos químicos y mecánicos.

La ventaja del guante desechable estéril de nitrilo es que ofrece mejor sensibilidad táctil, mayor resistencia a roturas o cortes, es antialérgico y tiene forma ergonómica, especialmente diseñado para práctica quirúrgica.

Por otra parte, los no estériles cuentan con una superficie de mayor textura para mejor agarre, son antirresbalantes, con buena sensibilidad y aplicables a los siguientes campos:

  • Automotriz.
  • Electrónica.
  • Limpieza.
  • Industria alimentaria.
  • Peluquería y tatuajes.
  • Obras de pintura.
  • Odontología.
  • Laboratorio y farmacéutica.

Guantes desechables de poliuretano (PU)

Es una fibra sintética fina que aporta excelente resistencia a peligros mecánicos. También es muy flexible lo que permite buenas maniobras, comodidad y ergonomía en ambientes húmedos o secos, lo que admite mejor agarre. Cuentan con mayor sensibilidad táctil, lo que es útil en diversas aplicaciones profesionales.

Cómo ponerse y quitarse los guantes desechables

Primero debes escoger el tamaño adecuado para tus manos, ajustados pero no apretados, de forma que pueda mover sus dedos con facilidad. Si te quedan grandes corres el riesgo de que se resbalen fuera de tu mano, y si te aprietan pueden romperse. Por lo tanto, sigue las instrucciones:

  • Lava y seca bien tus manos.
  • Sostén el guante con una mano e introduce la otra.
  • Repite el procedimiento con la otra mano.

Para retirarlos, toma el guante por el borde de la muñeca y sácalo de la mano de forma que los residuos o suciedad queden dentro del guante. Así podrás desecharlos de forma segura.

Para más información observa el siguiente tutorial:

En conclusión, los guantes de seguridad resguardan los miembros más vulnerables del cuerpo humano, las manos. Ya que, las empleamos diariamente para todas las actividades cotidianas que pueden derivar en accidentes. Por eso, hay que saber para qué sirven los guantes desechables y por qué usarlos.