fbpx

Ventas sugestivas: domínalas y maximiza tus ventas

Ventas sugestivas, domínalas y maximiza tus ventas

Nada nos gusta más que ser bien atendidos. Cuando el camarero de nuestro restaurante favorito recuerda nuestros gustos y sugiere un plato acorde con nosotros solemos agradecer el gesto. Este tipo de experiencias positivas son ejemplos de ventas sugestivas.

Sin embargo, es una técnica delicada. Cuando se le da demasiado énfasis podemos llegar a incomodar y estropear la experiencia del comensal.

Por eso, hoy te presentamos las estrategias más recomendadas para sacarle el máximo provecho a las ventas sugestivas y ofrezcas un servicio memorable para cada uno de tus clientes.

¿Qué es la venta sugestiva?

Qué es venta sugestiva

La venta sugestiva consiste en la recomendación al cliente de las opciones que ofrece el restaurante para ayudarlos a tomar una decisión sobre lo que desean comer.

No es solo recitar cada plato. Es demostrar conocimiento, incitar a que se decidan por algún plato del menú.

Con este tipo de venta, los clientes notan un servicio personalizado en base a sus gustos, lo que hace que sea mejor calificado. Además, es rentable y genera mayores ganancias al establecimiento.

La buena relación entre el cliente y el camarero tiene un impacto positivo que beneficia a todo el restaurante.

Tienes que ser sensible y empático para entender lo que desean los clientes, mejorando la orden que traía de los productos del menú, ya sean con preparaciones adicionales o sugiriendo platos similares.

Incrementa tus ingresos con las ventas sugestivas

Incrementa tus ingresos con las ventas sugestivas

Las estrategias de ventas sugestivas no sólo tiene el objetivo de mejorar la calidad del restaurante. Un punto importante es incrementar las ganancias.

Sin exagerar, siempre debes entender la importancia de ofrecer un servicio excepcional. Solo así aseguras que tus clientes vuelvan y sigan consumiendo las opciones de tu carta.

Hay que tener un equilibrio al aplicar la venta sugestiva para fidelizar al cliente, sin obligarlos a consumir los platos más costosos que se ofrecen en el menú. La idea es mostrar las distintas opciones del menú con sus ingredientes favoritos.

Por eso, hay que tener muy claro cuáles son los límites para no caer en una venta agresiva.

Los camareros deben tener conocimiento de cómo sugerir platos sin incomodar a las personas y cuándo deben dejar de hacerlo, identificando cuando el cliente está decidido y sabe qué ordenar.

También hay que convencer de forma creativa a los clientes para consumir las sugerencias. Evita en todo momento hacerles sentir como neófitos en la materia, estás para ayudarle.

Estrategias de ventas sugestivas para disparar tus ingresos

Estrategias de ventas sugestivas para disparar tus ingresos

Es normal que al llegar a un restaurante, ante un menú de variadas exquisiteces, no estemos seguros de los platos que vamos a ordenar.

Esta situación es ideal para que pongas en prácticas tus estrategias de venta sugestiva.

A continuación, te ofrecemos consejos para que tus acciones de venta sugestiva sean de ayuda a tus clientes y ofrezcas un servicio de primera línea.

Conoce a tu cliente

Conoce a tu cliente

No todos los clientes tienen los mismos gustos gastronómicos, por lo que tienes que variar las recomendaciones según los alimentos que deseen comer.

Algunas recomendaciones pueden funcionar con clientes nuevos, los clientes frecuentes e incluso con comensales aficionados; sin embargo, hay que impresionar a los más expertos.

Desde que se guía a los clientes hacia sus asientos hasta que se les ofrece la carta, los camareros deben estar atentos a las opciones que están discutiendo para darles sugerencias de platos.

Aprende todo tu menú y los ingredientes de cada plato

Aprende todo tu menú y los ingredientes de cada platillo

Es poco común que los clientes ordenen una de las sugerencias de los camareros a ciegas.

Todo el personal de atención a los clientes debe conocer los ingredientes, el método de preparación y las especias que tenga cada plato. De esta forma, darán con propiedad toda la información que requiere una persona.

Los clientes notan cuando los camareros no manejan toda la información, situación que les transmite inseguridad y evitar ordenar ese plato por miedo a lo desconocido o por no saber si contiene algún ingrediente que no les guste.

Además, ante ese tipo de situaciones, el restaurante pierde clientes porque causa una mala impresión.

Otra información que deben conocer es el precio de cada plato. A pesar de estar en el menú, el comensal puede preguntar o el camarero puede calcular cuánto están dispuestos a gastar y ajustar sus sugerencias a esa realidad.

Si los camareros sugieren los platos más económicos y los más exclusivos, van a captar rápidamente la atención de los comensales y es seguro que ordenen esas opciones.

Maridajes apropiados con la venta sugestiva

Maridajes apropiados con la venta sugestiva

Para nadie es un secreto que cada comida tiene un vino que combina a la perfección.

Es importante que se tenga pleno conocimiento sobre los vinos que tienes en tu restaurante y qué se debe tomar con cada tipo de comida.

Así, cuando el comensal diga: “Tráigame el mejor vino que combine con este plato”, un gesto de total confianza, no se sentirá defraudado por la sugerencia que haga el camarero.

En algunos establecimientos se suele tener un menú de vinos para que los clientes escojan según el tipo de comida y si gustan de vinos dulces o amargos.

Además de ser acompañante de las comidas, el vino es ideal para amenizar las conversaciones de sobremesa entre los invitados.

Compartir mejor que nada

Compartir mejor que nada

Compartir un tiempo agradable y de calidad con familia, amigos, pareja e incluso con compañeros de trabajo forma parte de las motivaciones que tiene una persona para visitar un restaurante.

Algunos también comparten con grupos para no sentirse mal por comer de más, para que todos elijan la mejor opción y dividirse la cuenta. En estos escenarios, el personal debe ser muy atento y ser asertivo.

Recibir estos grupos con una cálida bienvenida y comenzar con el ofrecimiento de una entrada, que se pueda compartir durante el tiempo de espera de los platos principales, es una idea seductora para los miembros de la mesa.

Siempre hay que utilizar la palabra compartir y ser gentil con los comensales para que se sientan motivados a pedir las sugerencias detalladas que ofreces.

Hacer las sugerencias en el mejor momento

Hacer las sugerencias en el mejor momento

Es importante que los camareros utilicen el tiempo adecuado para emplear las ventas sugestivas con sus clientes, antes de que pierdan el interés y solo revisen la carta para pedir el menú.

Los camareros deben esperar a que las personas tomen asiento y estén cómodas para ordenar. Si se acerca antes de que se hayan sentado, los clientes se sentirán presionados.

Si notan que algún comensal está indeciso o tiene preguntas sobre los platos deben ser aclaradas. En caso de que continúe indeciso se comienzan a sugerir algunas preparaciones en base a las preguntas.

En ocasiones, los clientes piden opiniones sobre los platos. Esta es una oportunidad ideal para describirles el plato, sus ingredientes, los condimentos y método de cocción de cada uno.

Para las recomendaciones es importante preguntar si tienen una proteína favorita, con qué guarnición desean acompañarla y qué bebida quieren consumir.

Con esta información de base, ofrecerás las opciones más acertadas para los clientes.

Un paso por delante de tus clientes

Un paso delante de tus clientes

Los camareros siempre tienen que estar pendientes de lo que los clientes puedan necesitar del servicio.

Observar cuando se les hayan terminado las bebidas o si necesitan alguna servilleta, son esos pequeños detalles en el servicio que impresionan a los clientes.

Si se observa que los comensales están a gusto con la conversa y no cambian al siguiente plato, el camarero puede sugerir una botella de vino o alguna otra bebida. Es una de las mejores técnicas, ya que el cliente no se siente descuidado y se le pueden ofrecer otros alimentos del menú además de las bebidas.

Degustaciones gratis para todos

Degustaciones gratis para todos, ventas sugestivas

Para los clientes que no terminan de tomar una decisión, una degustación es ideal para que descubran los sabores e ingredientes que ofreces en cada plato.

Lo más factible para no generar pérdidas en el negocio es ofrecer degustaciones de los platos rentables que forman parte del menú.

Tiene que ser una muestra pequeña para que el cliente tenga ganas de probar más y ordene ese plato. Y si se superan sus expectativas, conseguirás un nuevo cliente frecuente.

Agua y vino, indispensables en la mesa

Agua y vino, infaltables en la mesa de las ventas sugestivas

Un vaso de agua es un elemento que no puede faltar en el servicio, siempre debe estar a un lado de cada comensal.

Los clientes desean tomar alguna bebida cuando llegan y esperan que los atiendan, mientras traen los platos que ordenaron, durante la comida y al terminar de comer.

El consumo de agua forma parte de las ganancias del local. Esto mismo sucede con una bebida tan importante como el vino.

Si están bebiendo vino o agua, al momento de terminarse la botella, pregunta si desean otra o, por el contrario, sugiéreles otra bebida que vaya en sintonía con la comida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Envalia Group, S.L.

Propósito: Gestionar las solicitudes realizadas a través del sitio web, enviar comunicaciones comerciales y, en su caso, compras en línea.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Los datos sólo se transmiten a los proveedores que tienen una relación contractual con Monouso.

Derechos: Acceso a, Corrección, cancelación, oposición y otros derechos como se explica en la “Información adicional”.

Información adicional: Puedes encontrar información adicional y detallada sobre la protección de datos en nuestra política de privacidad